¿Sabes qué es una hernia discal? Se genera cuando un disco se deteriora y el núcleo interno se filtra hacia una parte debilitada ubicada en la zona externa del disco.

Al cumplir una importante función de amortiguación y reparto de cargas, las afecciones en los discos pueden ser muy graves si no son tratados de inmediato. Al producirse una presión excesiva sobre los nervios, estos pueden desplazarse y causar molestias.

Algunos de los síntomas son:

  • Dolor en brazos y en cuello. En caso de presentar entumecimiento u hormigueo, el problema puede ser más grave.
  • Los lapsos de dolor pueden presentarse en la espalda e incluso en la pierna.
  • El dolor se presenta repentinamente con una sensación de desgarro y algún sonido proveniente de la columna.
  • El dolor puede empeorar si la persona pasa mucho tiempo sentada, parada, al estornudar, toser, etc.
  • Esfuerzo excesivo para mover piernas o brazos.
El primer paso para el tratamiento es el reposo breve y analgésicos, así como fisioterapia. En algunos casos se puede requerir de medicamentos o inyecciones, como antiinflamatorios no para controlar el dolor y relajantes musculares.

En caso de no mejorar la microdiscectomía es una cirugía que se emplea para aliviar la presión sobre la raíz nerviosa con tal de que el nervio se recupere.