Existen muchos tipos de dolores que nos aquejan; sin embargo, la migraña puede ser sin duda alguna uno de los que más imposibilitan a una persona a continuar con su día a día.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza caracterizado por pulsaciones, auras y contar con una intensidad mayor tanto en dolor como en síntomas. Comúnmente se presenta solo en una mitad de la cabeza, aunque en casos muy extremos, puede afectarla por completo.

Una migraña puede durar de entre 2 y hasta 72 horas, afectando las labores y rutina de quien la padece por completo. Hoy en día ya existen diversas formas de tratarla y se ha segmentado en dos rubros:

Migraña con aura:


Este tipo de cefalea viene con una serie de síntomas que se presentan entre 10 y 15 minutos antes de detonar el dolor. Estos “avisos” en forma de nauseas, alteración en la visión como destellos o visión borrosa, hormigueo en brazos, piernas y cara, y hasta dificultades para hablar, previenen a quien la padece para que así se pueda tomar medicamento antes de sufrir a crisis.

Migraña sin aura:


En este caso el dolor aparece de pronto y se intensifica progresivamente; viene acompañado de pulsaciones y se concentra por lo general en la mitad de la cabeza. En algunos casos se acompaña de fatiga, escalofríos, sensibilidad a la luz, el sonido y sudoración excesiva.


A pesar de tener conocimientos claros sobre la sintomatología, la causa exacta que la provoca sigue siendo misteriosa, pero es un hecho que viene provocada por un desencadenamiento anormal de actividades cerebrales y cambios en el flujo sanguíneo en el cerebro y sus tejidos.


Existen alimentos que también pueden provocar el mismo efecto, como el plátano, chocolate, tomate, alcohol, tabaco y/o drogas.


Hasta la fecha no se ha establecido una cura específica para la migraña; sin embargo, se pueden controlar los síntomas y prevenir las crisis. Estos son algunos de los tratamientos más comunes:


Si padeces episodios constantes de migraña ven y visita al Dr. Francisco Humberto Rios Meza para que determine las causas y realice un diagnóstico preciso, así como para establecer los tratamientos que mejor se adecuen a tu caso.