Todos hemos tenido un dolor de cabeza al menos una vez en la vida. Ya sea por el estrés, la rutina, o alguna otra condición sin importar el sexo o la edad.

Al día de hoy, se han identificado por lo menos 13 tipos diferentes de dolores de cabeza, siendo los más comunes la cefalea tensional y la migraña; sin embargo, pocas personas saben cuál es la diferencia entre una y otra para identificarlas.

Al lograr hacerlo, podrás corregir algunos hábitos que te pueden ayudar a evitar o mejorar los síntomas.


Cuando el dolor en la cabeza afecta entre las sienes, como una estrecha franja que se extiende hasta el cuello, es muy probable que se trate de un dolor de cabeza por estrés o ansiedad.

Otra posible causa puede ser por problemas dentales, lo cual provoca la contracción de los músculos de la mandíbula y el cuello, y luego el dolor

  • Para aliviarlo, relaja la musculatura del cuello cabeza. Si el problema se produce con frecuencia, es persistente o viene acompañado de otros síntomas, debes acudir al médico.


Cuando el dolor es intenso y punzante en un lado de la cabeza, acompañado de la visión de puntos, manchas o luces intermitentes, náuseas o vómitos, son síntomas de migraña.

  • Los analgésicos pueden aliviar el dolor de cabeza leve o moderado que acompaña a la migraña.
  • Si tus cuadros de migraña son intensos, acude al médico para que te indique cuál es el tratamiento más adecuado para tu caso.


Sigue atento nuestro blog; en él encontrarás los mejores consejos y recomendaciones del Dr. Francisco Humberto Rios Meza para prevenir o aliviar más formas de dolor y malestar.